Consejo Nacional Agropecuario

OPORTUNIDADES LABORALES PARA JÓVENES EN EL SECTOR AGROPECUARIO

El sector agroalimentario nacional a pesar de la pandemia y sus impactos en la economía mundial y de nuestro país, ha seguido manteniendo su crecimiento y garantizando el abasto de alimentos para la población y además acrecentando sus exportaciones al mundo, es un sector que se ha mostrado resiliente ante ello y también ante las inclemencias del propio cambio climático.

La demanda de alimentos es y seguirá siendo creciente, lo que representa si bien un enorme reto para atender esa demanda, es también una gran oportunidad.

No a la explotación laboral

En el tema laboral y el sector agroalimentario existen varios temas que son importantes de señalar, el capítulo 23 del Tratado Comercial entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) señala el cumplimiento de las obligaciones laborales en materia de trabajo infantil, trabajo forzoso y el tema de contratación colectiva y específicamente el cumplimiento de las leyes laborales existentes en cada uno de los países.

Asimismo en otro tema, existe una condición especial en materia de los trabajadores eventuales del campo que tiene varios factores, se presenta una importante movilización y migración de trabajadores de Estados expulsores de mano de obra hacia regiones o estados que demandan una gran cantidad de labores en el campo en distintas épocas del año, esto representa una problemática muy específica por la movilidad que presentan estos trabajadores y sus familias en atención a los servicios de salud, de vivienda, de alimentación y otros servicios que son esenciales.

Insuficiente oferta laboral

Un fenómeno que se ha estado presentando en meses recientes y en algunas regiones del país, es la insuficiente mano de obra en el campo para desarrollar las diferentes actividades que son necesarias para la producción de alimentos, existen cultivos y labores como la cosecha, el empaque que requieren grandes cantidades de mano de obra para poder llevarse a cabo en tiempo y forma, pero al no haber suficiente oferta laboral se están presentando problemas de pérdidas en cosechas.

Jóvenes de entre 15 y 18 años no pueden laborar en el campo

Existe una limitación para permitir el empleo de jóvenes de entre 15 y 18 años en labores agrícolas ya que desafortunadamente en el 2015 el Congreso de la Unión aprobó una reforma a la Ley Federal del Trabajo para elevar la edad mínima de empleo a 18 años en actividades peligrosas e insalubres y en esa misma reforma se clasifica como peligrosas e insalubres, entre otras actividades, las agrícolas, forestales, de aserradero, silvícolas, de caza y pesca.

Esta determinación considera que todas las actividades que se realizan en campo son de alto riesgo, lo cual no se apega a la realidad que se vive en el sector, si bien existen labores que para los jóvenes pueden representar un riesgo para ellos, como el manejo de maquinaria pesada, la aplicación de plaguicidas, la carga de bultos pesados que puedan tener un impacto en su salud física, pero existen un sinfín de actividades que pueden llegar a realizar sin que esto represente un riesgo para su salud y se les coarta la posibilidad de que puedan laborar en actividades formales y legales.

Gran parte de estos jóvenes entre 15 y 18 años son padres de familia y tienen la necesidad de laborar para su propio sustento y de los suyos, ante esta limitación se les orilla a que puedan desarrollar e incorporarse a actividades ilícitas, lo cual sería muy lamentable.

Iniciativa a favor de que los jóvenes

Existe una iniciativa de reforma  a la Ley Federal del Trabajo aprobada por la Cámara de Diputados presentada por la entonces Diputada hoy Senadora de la República Nancy Guadalupe Sanchez, en donde establece que entre las actividades prohibidas figuran las agrícolas, forestales, de aserrado, silvícolas, de caza y pesca, pero con esta reforma se adiciona “que impliquen el uso de químicos, manejo de maquinaria, vehículos pesados, y los demás que determine la autoridad competente”.

Con lo anterior se liberan otras actividades consideradas de bajo riesgo, esta Iniciativa fue turnada para su análisis y dictamen a las Comisiones unidas de Trabajo y Previsión Social y de Estudios Legislativos Primera en el Senado de la República.

Cumplimiento de la regulación internacional

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) establece en su convenio 138, al cual México esta adherido, establece los 15 años como la edad mínima de admisión al trabajo en general y que el empleo de los adolescentes debe darse bajo criterios de protección especial supervisados y controlados por los Ministerios de trabajo de los diferentes paises y prohíbe el trabajo que realizan menores de 18 años, que por su naturaleza o las condiciones en las que se realice, pueda resultar peligroso para la salud, la seguridad o la moralidad. Es por ello que la iniciativa establece cuales son actividades agrícolas pueden ser peligrosas para los jóvenes, permitiendo que otras labores si puedan realizarse sin riesgo.

En Estados Unidos existen leyes Estatales que permiten el realizar labores agricolas a jóvenes de entre 15 y 18 años, incluso en algunos hasta menos y en labores no riesgosas, lo que es importante, es garantizar por parte de las autoridades correspondientes que las actividades que realizan son adecuadas y no afectan su desarrollo personal.

Importante su aprobación

Esta iniciativa no pretende permitir el trabajo de menores de 15 años, tampoco se trastoca la regulación relativa al trabajo infantil, el cual conforme a las disposiciones de la Ley laboral está sujeto a vigilancia y protección especiales de las autoridades del trabajo, tanto federales como locales, reconoce una realidad que se vive en el campo en donde hay actividades como la cosecha, el empaque y otras labores que no implican un riesgo para la seguridad o la salud de las personas quien las realiza y se les da la oportunidad de que puedan incorporarse a la vida laboral de manera formal.

Corresponde al Senado de la República, el legalizar la participación de miles de jóvenes en las actividades agropecuarias de bajo riesgo, que permitirá crear oportunidades de empleo formal en el medio rural, garantizar sus derechos laborales, de seguridad social para ellos y sus familias, un trabajo e ingreso dignos y aprovechar su talento para incrementar la productividad del campo mexicano.

COMPARTIR ARTÍCULO
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram

Artículos Relacionados

PRECIO DEL LIMÓN AUMENTÓ 327% EN UN AÑO; CIFRA HISTÓRICA DESDE 2017.

En el último año el aumento del precio del limón con semilla fue de 327 por ciento, la variación más alta registrada por lo menos desde los últimos cinco años, al pasar de 18.33 pesos, a 70.83 pesos por kilogramo. La producción de Michoacán, principal productor a nivel nacional retrocedió 48.2 por ciento

PANORAMA PARA EL CAMPO MEXICANO 2022

Se estima que el crecimiento del PIB agroalimentario para el año que acaba de terminar ronde el 2% lo cual se considera positivo, tomando en cuenta el impacto negativo que se ha derivado por la pandemia del Covid-19 y también por las condiciones de sequías que se presentaron a principios del 2021, que afectaron a diversas entidades, sumándose a las afectaciones en algunos cultivos provocadas por huracanes como “Grace” y “Nora”.

Secretaría de Economía
Agricultura
Interés
Atención Personalizada
Please accept our privacy policy first to start a conversation.